Home » Artículos » Harley-Davidson ‘apaleada’ en la CEE por los aranceles

Harley-Davidson ‘apaleada’ en la CEE por los aranceles

Desde la Asociación Española de Concesionarios Harley-Davidson nos han informado del importante problema que está sufriendo la marca americana con la distribución de sus motos en Europa debido a la imposición de un abusivo arancel del 51% que podría provocar su práctica desaparición tanto en motos como en repuestos. Para tratar de paliar este asunto, la Asociación ha decidido darle la máxima difusión a esta medida, además de crear una petición en la que puedes participar contra esta injusta medida:

http://chng.it/N8cgXwrWkm

A continuación publicamos la nota que nos han enviado desde la Asociación Española de Concesionarios H-D:

A río revuelto, ganancia de nadie

La UE quiere imponer aranceles de más del 50 % a las motocicletas Harley-Davidson

En abril de 2021, causó gran estupor en la casa Harley-Davidson la noticia procedente de Bruselas de que la Comisión Europea ha retirado a la empresa la información vinculante en materia de origen (IVO), lo que significa que habrá que pagar un «derecho compensatorio»: al parecer, desde el 1 de junio de 2021, Harley-Davidson deberá abonar derechos arancelarios por un valor total del 56 % sobre cada motocicleta que se venda en la Unión Europea.

Cabe recordar que, después de que, por motivos proteccionistas, en junio de 2018 la Administración Trump decidiese aplicar a los productos europeos de aluminio y de acero aranceles respectivamente del 10 % y del 25 %, la UE contraatacó publicando una lista de productos estadounidenses —entre ellos, las motocicletas de cilindrada superior a 500 cc— cuya importación en la UE ha estado desde entonces sujeta a aranceles adicionales. Para las máquinas de Milwaukee, todo esto supuso pasar del anterior arancel del 6 % a uno del 31 %. Harley-Davidson no repercutió el recargo a su clientela y, en su lugar, asumió por sí sola durante un tiempo el drástico aumento de costes. La situación se mantuvo sin cambios durante algo más de un año: desde finales de 2019, casi todas las Harleys destinadas a Europa se han producido en Tailandia y, gracias a una información vinculante en materia de origen (IVO) concedida por la UE, actualmente se está aplicando de nuevo un moderado arancel del 6 % a la importación de estas máquinas.

La intención de la UE es revocar dicha IVO y, además, duplicar desde ahora el «derecho compensatorio» hasta el 50 %. En resumen, esto quiere decir que, en el futuro, las motocicletas Harley-Davidson de gasolina estarán sujetas a unos aranceles de importación del 56 % independientemente de su lugar de fabricación. La asociación de concesionarios Española y Portuguesa Harley-Davidson lo considera muy injusto, ya que ahora se aplican unos aranceles de importación muy inferiores a los fabricantes de motocicletas europeos que exportan sus productos a EE. UU.: un 1,2 % para las máquinas de hasta 800 cc, un 2,4 % para las motocicletas de más de 800 cc y un 2,5 % para los automóviles.

Matthias Meier, presidente de la asociación de concesionarios Harley-Davidson de Alemania, Austria y  Europa, explica: «La decisión de la UE es contraria a nuestra idea de relaciones comerciales justas. Genera una enorme desventaja competitiva para nuestras motocicletas en comparación con otras marcas y, por consiguiente, un gran impacto en nuestra actividad empresarial como distribuidores». Antonio Perlot, secretario general de la Asociación Europea de Fabricantes de Motocicletas (ACEM), añade: «Hacemos un llamamiento a la Comisión Europea y al nuevo Gobierno de EE. UU. para que retomen un diálogo comercial transatlántico positivo.  Seguiremos haciendo lo posible por lograr que ambas partes recapaciten y encuentren una solución.»

Sin embargo, por el momento aún no es posible prever qué consecuencias tendrá la decisión de la UE para el comercio de Harley-Davidson en Europa y para los clientes europeos. «Una cosa está clara: todo esto es mucho más que simplemente injusto, dado que supone una amenaza para la continuidad de nuestro negocio», subraya Matthias Meier. «Casi todos nuestros concesionarios distribuyen exclusivamente la marca Harley-Davidson. Las posibles consecuencias afectan en Europa a unos 370 concesionarios y unos 5.500 puestos de trabajo. Y, a todo esto, lógicamente tampoco podemos olvidar las consecuencias para los miles de clientes que hay en la UE. No queremos sufrir, junto con nuestros clientes y los aficionados a la marca, las consecuencias de este conflicto comercial de carácter político. Por tanto, celebraríamos que el fabricante de Harley-Davidson presentase un recurso contra la decisión de la UE.»

La asociación de concesionarios de Harley-Davidson sigue abogando por un comercio libre y justo y espera contar con la solidaridad de todo el sector europeo de la motocicleta.

ChemaBermejoView all posts